María, Reina de Escocia

Saoirse Ronan (Lady Bird) y Margot Robbie (Yo, Tonya) protagonizan María Reina de Escocia, la primera película dirigida por Josie Rourke. Beau Willimon, autor de la obra de teatro Los idus de marzo y guionista de la serie House of Cards, firma el guion de este drama histórico inspirado en la biografía escrita por John Guy, María Estuardo, la reina mártir.

Sinopsis

María Estuardo, reina de Francia, regresa a Escocia para ocupar el trono que le pertenece. Sin embargo, tanto Escocia como Inglaterra están gobernadas por la persuasiva Isabel I. Rivales en el poder y en el amor, y reinas en un mundo gobernado por hombres, las dos sopesan el matrimonio y la independencia. María, decidida a ser más que una simple representación, hace valer su derecho al trono de Inglaterra, poniendo en peligro la soberanía de Isabel. (Universal Pictures España)

Dramatismo teatral

Aunque María Reina de Escocia es su debut cinematográfico, Josie Rourke cuenta con una larga lista de éxitos como directora artística teatral (Coriliano, Santa Juana). Atraída por la oportunidad de dirigir un largometraje inspirado en un encuentro que nunca tuvo lugar, Rourke comparte con el gran público su habilidad para recrear una época histórica fascinante.

Uno de los ejes sobre los que gira la trama es la relación entre Isabel I y María Estuardo, pero es innegable que es por esta última que Rourke siente admiración. Saoirse Ronan no desaprovecha el foco de atención y cuida su actuación con minuciosidad. Ese esmero, por parte de directora e intérprete, en dotar de fuerza a la reina protagonista es lo más llamativo de María Reina de Escocia. No obstante, además de mujer, María Estuardo fue un personaje histórico, y es a la hora de destacar su relevancia política que la película defrauda.

Quien mucho abarca poco aprieta

La vida de la monarca escocesa sería formidable material de base para una gran serie de televisión. Sin embargo, dos horas de metraje (en las que impera el aspecto visual) no son suficientes para exponer las tramas políticas de las que María Estuardo fue el blanco durante los diez años que duró su reinado. Al contrario que ocurriera en Elizabeth (película con la que resulta imposible no compararla), en María Reina de Escocia la lucha por el poder acaba ahogándose en aguas pantanosas. Un guion en exceso dramático y un montaje poco ágil que arrebata claridad a la lucha por el poder son los principales culpables.

Pareja de reinas

Si de algo puede presumir María Reina de Escocia es de contar con dos grandes actrices como protagonistas. Ayudadas de un vestuario que seguramente le valga su segundo Óscar a Alexandra Byrne, tanto Saoirse Ronan como Margot Robbie consiguen distraernos de los trompicones de guion que amenazan con dinamitar nuestro interés en la trama.

Muy al contrario que las protagonistas principales, el elenco masculino queda relegado a representar personajes extremadamente simples. Esto resulta contradictorio si tenemos en cuenta que dan vida a los hombres que, como nos cuenta María Reina de Escocia, hicieron de María Estuardo un mero peón. Solo Joe Aldwyn (La Favorita), quien da vida al amante de Isabel I, intenta ponerse al nivel de las actrices y obliga al espectador a desviar su atención de las dos reinas.

Conclusión

María Reina de Escocia se une a la larga lista de películas y series en torno a las aventuras y desventuras de la monarquía inglesa, pero no logra superar a producciones como Elizabeth, Los Tudor La reina Blanca. Sin embargo, Saoirse Ronan y Margot Robbie son razón suficiente para disfrutar de esta reinterpretación histórica que animará a muchos espectadores a conocer mejor a un personaje tan interesante como María Estuardo.

Valoración final:

Filmaffinity

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of