Dumbo

      No hay comentarios en Dumbo

Dumbo, el último largometraje dirigido por Tim Burton, es nada más y nada menos que una nueva versión del clásico homónimo de Disney (1941). Esta no es la primera vez que Burton adapta una historia que la poderosa productora norteamericana ya convirtió en un referente. ¿Pero será Dumbo mejor película que su versión de Alicia en el país de las maravillas (2010)?

Sinopsis

El dueño de un circo, Max Medici, contrata a la antigua estrella Holt Farrier y a sus hijos, Milly y Joe, para cuidar a un elefante recién nacido cuyas enormes orejas lo convierten en el hazmerreír de un circo que atraviesa dificultades. Pero cuando descubren que Dumbo puede volar, el circo vuelve a experimentar un enorme éxito, atrayendo al persuasivo emprendedor V.A. Vandevere, que contrata a este peculiar paquidermo para Dreamland, su nuevo y enorme parque de atracciones. (Disney)

Reinventando un clásico 

A pesar de que hayan pasado ya casi 80 años desde que Dumbo se convirtiera en un icono cinematográfico, seguramente muchos consideraran innecesaria una nueva adaptación del clásico. Pues bien, a esos espectadores les alegrará saber que la primera parte de esta  versión es bastante fiel al original.

Sin embargo, una vez que el pequeño elefante extiende sus orejas y levanta el vuelo en un número circense cargado de tensión, la película de Burton deja de reinventar el clásico para inventar una historia que tiene como punto de partida el final de la original. Y es ese nuevo contenido el que convierte a esta en una película más del montón.

Es tal la diferencia entre la primera y segunda parte de la cinta, que el espectador tiene la impresión de estar viendo dos películas distintas. No solo porque a mitad de metraje se introducen nuevos personajes caricaturescos y tramas demasiado simplonas, sino porque el entorno jovial del circo ambulante es sustituido por un ambiente opresivo que recuerda, muy a nuestro pesar, a la fábrica de chocolate de Burton.

La troupe de Burton

En su vigésimo largometraje, Tim Burton se rodea de actores con los que ya ha trabajado en varias ocasiones (Michael Keaton, Danny DeVito, Eva Green…) y también de nuevos fichajes, entre los que cabe mencionar a Colin Farrell y a Nico Parker. Pero si el actor irlandés no hace un mal papel como veterano de guerra que se reincorpora la vida civil, la hija de la actriz Thandie Newton todavía tiene mucho que aprender. Su inexpresividad y rigidez no encajan en absoluto con el tono juvenil de la película y su personaje parece tener la sola intención de difundir un mensaje reivindicativo más acorde con la sociedad actual que con la de hace cien años. Al fin y al cabo, cuesta creer que una niña, a principios del siglo XX,  dijese algo así como: “No quiero ser conocida por mi apariencia sino por mi mente”.

Cuando la forma prevalece sobre el contenido

Para crear un nuevo universo visual que aspira a asombrar, Burton cuenta con la diseñadora Colleen Atwood y el compositor Danny Elfman, sus más fieles colaboradores, y con el director de fotografía Ben Davis (Tres anuncios a las afueras, Capitana Marvel), con quien trabaja por primera vez. Destaca, eso sí, la labor del departamento encargado de los efectos visuales. Es innegable el esmero con el que han creado al cautivador elefante de ojos azules, que sin articular palabra, inspira más ternura que algunos de los personajes de carne y hueso que lo rodean.

Lástima que este espacio visual con el sello Burton haya servido de fondo para desarrollar un guion poco trabajado. Y es que Ehren Kruger, guionista de películas como Transformers: La era de la extinción El secreto de los hermanos Grimm, hace de una historia que venía con corazón incluido una sucesión de tramas predecibles protagonizadas por personajes, en su mayoría, caricaturescos y artificiales.

Conclusión

Desde una perspectiva adulta, Dumbo obligará a muchos seguidores del director a preguntarse en qué momento Burton dejó de ser Burton. No obstante, esta es una película dirigida a los más jóvenes y es a ellos a quienes habría que preguntar si la han disfrutado tanto como los más mayores disfrutamos de Eduardo Manostijeras o Beetlejuice, películas tan oscuras como mágicas que, como el clásico de Disney, forman ya parte del imaginario colectivo.

Valoración final:

Filmaffinity

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of