Un seductor a la francesa

Coescrita y dirigida por Laurent Tirard (“El pequeño Nicolás”, “Las aventuras amorosas del joven Molière”),  Un seductor a la francesa nos cuenta una peculiar historia de amor protagonizada por Mélanie Laurent  (“Malditos bastardos”) y Jean Dujardin (“The Artist”).

Sinopsis

En un pequeño pueblo de la Francia de principios del siglo XIX, el Capitán Neuville (Jean Dujardin) le pide matrimonio a Pauline (Noémie Merlant). Acto seguido, es llamado al frente. Tras meses sin recibir noticias de él, Pauline cae enferma. Su hermana Elizabeth (Mélanie Laurent) comienza entonces a escribirle cartas haciéndose pasar por Neuville. El asunto tomará un cariz muy interesante cuando el capitán regrese.

Jane Austen a la francesa

Al tiempo que reinterpreta el clásico “Cyrano de Bergerac“, Un seductor a la francesa parodia las películas basadas en las novelas de Jane Austen. Un personaje femenino con carácter, un galán empedernido, una familia caótica, hermanas con vena dramática y praderas verdes donde dar rienda suelta a la pasión. Todos esos elementos están presentes en la película acompañados, eso sí, de una buena dosis de humor y de referencias a la realidad en la que vivimos.

No obstante, al contrario que en la campiña inglesa, en este pequeño pueblo francés los eventos se suceden a un ritmo considerable. Introduciendo nuevos elementos hasta el final de la cinta, Un seductor a la francesa consigue mantener el interés del espectador sin nunca rozar el tedio o hacernos desear que la historia avance más rápido. Son películas como estas las que demuestran que se puede contar mucho, y muy bien, en menos de hora y media.

Mélanie Laurent

Protagonista de una larga lista de comedias (Un hombre de atura”, “Los infieles”, “OSS 117: El Cairo, nido de espías”), Jean Dujardin ha dejado patente su talento como actor cómico. Hasta ahora, sin embargo, no podía decirse lo mismo de la actriz y directora Mélanie Laurent, a quien estábamos acostumbrados a ver en papeles más dramáticos desde que saltara a la fama a nivel internacional con “Malditos bastardos”. Es en Un seductor a la francesa que Laurent demuestra tener una vis cómica envidiable, encandilando al espectador no solo con su presencia sino también con su humor mordaz

Conclusión

Un seductor a la francesa es una eficaz comedia con guiños a situaciones tan propias del pasado como del presente. Tanto el ritmo con el que se narra esta historia como el carisma de sus protagonistas son clave para disfrutar de noventa minutos repletos de risas y amor a partes iguales.

Valoración final:

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of