The Rider

      No hay comentarios en The Rider

Chloé Zhao (Songs my brothers taught me) escribe y dirige The Rider. Protagonizada por Brady Jandreau, un joven jinete de rodeo, la película está inspirada en su propia historia de superación después de sufrir un grave accidente. Además de ganar la Espiga de Plata a la mejor película y el premio a la mejor interpretación masculina, Zhao recibió el premio PIlar Miró a la mejor nueva directora en la Seminci de 2017.

Sinopsis

Tras sufrir una lesión cerebral como consecuencia de una caída, Brady Blackburn ha de enfrentarse a una vida alejada del circuito de rodeo. Al mismo tiempo que hace frente a sus limitaciones e intenta superarlas, el joven jinete ve cómo su habilidad para volver a montar es constantemente cuestionada por los que le rodean.

Los no actores

Cuesta creer que The Rider esté protagonizada por una estrella del rodeo sin experiencia alguna en el mundo de la interpretación. La habilidad de Brady Jandreau para transmitir los miedos del personaje y su constante lucha por seguir siendo inmortal es extraordinaria. 

El reparto lo completan la hermana y el padre de Jandreau. A él también se une su gran amigo Lane Scott, al que una caída le provocó una grave lesión cerebral que cambió su vida radicalmente. El lazo de unión entre los dos jóvenes es uno de los aspectos a destacar en The Rider. Llenos de ternura y fuerza, los momentos que comparten los dos jinetes sin caballo bien podrían considerarse lecciones de vida.

Sin prisas

Con la intención de acercarnos al mundo del rodeo y homenajear a los valientes jinetes, Chloé Zhao construye una película delicada, sin adornos, sin música, sin prisas. Sin embargo, la naturalidad con la que transcurre la acción en The Rider no resulta en absoluto agobiante. Eso se debe a que la directora vuelve a confiar en el director de fotografía Joshua James RichardsTierra de Dios«) para crear espacios abiertos y luminosos que dejan respirar a los personajes y al espectador.

Conclusión

La extrema sensibilidad de Chloé Zhao y el innato talento interpretativo de Brady Jandreau hacen de The Rider una pequeña película de gran corazón. Cargada de verdades, las emociones que despierta la lucha del joven protagonista por impedir que sus sueños se desvanezcan son innumerables, y cada una de ellas es una razón para ver The Rider y disfrutarla.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of