Quién te cantará

      No hay comentarios en Quién te cantará

Carlos Vermut (Magical girl) escribe y dirige Quién te cantará, protagonizado por Eva Llorach, Najwa Nimri, Carme Elía y Natalia de Molina. Este intenso drama ha sido galardonado con el Premio Feroz Zinemaldia en la 66 edición del Festival de Cine de San Sebastián.

Sinopsis

Como consecuencia de un accidente, la cantante Lina Cassen (Najwa Nimri) pierde la memoria. A dos meses del comienzo de su gira, Blanca (Carme Elías), para ayudar a su protegida a recordar, contrata los servicios de Violeta (Eva Llorach).

Violeta

Los primeros quince minutos de Quién te cantará son duros. No por su contenido, sino por su ritmo. Najwa Nimri y Carme Elías acaparan la atención del espectador sin darle nada a cambio. Invade el temor de que la película esté cargada de actuaciones artificiosas, de primerísimos planos y de una ambientación sobrecogedora pero carente de autenticidad.

No es hasta que Eva Llorach  aparece en escena que el espectador puede respirar tranquilo. Hay algo de realidad en esta historia. Con su interpretación de Violeta, Llorach es la encargada de dotar a Quién te cantará de pulso.

Las escenas más desgarradoras las protagoniza Eva Llorach junto a una sorprendente Natalia de Molina (Animales sin collar), que interpreta a Marta, la hija de Violeta. La relación entre estos dos personajes es, con diferencia, el aspecto más memorable de la cinta. El enfermizo lazo que las une resulta aún más impactante en contraste con la inerte conexión entre Blanca y Lina.

Se mira pero no se toca

Como director de fotografía, Eduard Grau (Un hombre soltero) consigue crear una estética visual cautivadora y digna de galardón. Quién te cantará está plagada de planos sublimes donde cobran protagonismo la ropa de lujo, las vistas de lujo y el mobiliario de lujo. Pero esos planos imposiblemente simétricos, que parecen rezumar oro, solo consiguen convertir la historia en una experiencia onírica difícil de creer.

Detalles

Por mucho que embelese la estética, son muchos lo detalles “sin importancia” que Vermut descuida. El director se centra en los cuatro personajes que aparecen en pantalla, olvidando que hay un mundo ahí fuera que se rige por normas y exige explicaciones. Más interesado en dar rienda suelta a una especie de fetichismo por la sombra de ojos y las lentejuelas, Vermut  no da respuesta a preguntas clave que surgen a medida que la trama se complica.

Conclusión

Visualmente atractiva pero imperfecta en su desarrollo, Quién te cantará es tan difícil de olvidar como de creer. 

Valoración final:

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of