Destination weddding

      4 comentarios en Destination weddding

Keanu Reeves (John Wick) y Winona Ryder (Stranger things) comparten protagonismo en Destination wedding, una discreta comedia romántica escrita y dirigida por Victor Levin (5 a 7). 

Sinopsis

Frank (Keanu Reeves) es un cínico autodeclarado. Lindsay (Winona Ryder) es una mujer desesperada por encontrar de nuevo el amor. A regañadientes, estos dos excéntricos solteros descubrirán tener más cosas en común de lo que les gustaría admitir.

Bla bla y bla

Esperando a embarcar, de camino a una boda, retozando en el pasto… Ningún momento es malo para hablar, conocerse mejor y descubrir el amor en Destination wedding.

Frank y Lindsay comparten una veintena de conversaciones en el transcurso de tres días. El espectador es testigo de esa misma veintena de conversaciones en una hora y media. Sin importar lo ocurrentes que puedan resultar algunos momentos, se echa de menos cierta serenidad en los intercambios y un universo más amplio que el de los maniáticos protagonistas. 

Afortunadamente, mientras los paisajes que adornan la cinta dan un respiro al espectador entre tanto ir y venir verbal, el hilo musical entre conversaciones permite recobrar fuerzas para el siguiente diálogo plagado de pretendida elocuencia.

Un dúo sin dinamismo

Después de haber trabajado juntos en Drácula de Bram Stoker (1992) o A scanner darkly (2006), los caminos de Keanu Reeves y Winona Ryder vuelven a cruzarse para protagonizar una comedia romántica que poco tiene que ver con sus éxitos más memorables. Dando vida a dos personajes hechos el uno para el otro, los actores unen fuerzas para perpetuar el mensaje más trillado del género: la soltería es una enfermedad y el amor es la única cura.

Sin embargo, la poca originalidad de la trama no es el mayor problema que presenta la cinta. Como únicos protagonistas de Destination wedding, las dos estrellas exhiben una falta de naturalidad que parece ser el resultado de diálogos demasiado ensayados. Esa artificiosidad se refleja también en el hieratismo de Reeves y en las excesivas gesticulaciones de Ryder, quien parece estar bajo los efectos del alcohol desde el primer minuto de la película hasta el último.

Conclusión

A pesar de contar con algunos momentos medianamente amenos, el único atractivo de esta comedia romántica es la presencia, que no la actuación, de sus protagonistas, quienes hacen de Destination wedding una película tan fácil de ver como de olvidar.

Valoración final:

4
Leave a Reply

avatar
2 Comment threads
2 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
sofiaEsther A.Miguela Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Miguela
Guest
Miguela

Totalmente de acuerdo, le falta naturalidad a los dialogos, demasiada letra amontonada, me hace doler la cabeza

sofia
Guest
sofia

tal cual lo único atractivo fue la participación de estos actores, pero en comedia en un poco estéril y predecible. demasiado diálogo y no es muy llevadero